El Centro Histórico, cuna de grandes artistas

Joaquín Arias. Escultura

Distinguido escultor originario del Estado de México, quien en 1937 fue invitado por el Gobierno del Estado de San Luis Potosí para realizar tres bajo relieves, desde entonces le gustó la ciudad y a partir de ahí fue su lugar de residencia donde permaneció hasta el 2013, año de su fallecimiento.

Este gran escultor, realizador de emblemáticas esculturas monumentales como La Bailarina que se encuentra en el vestíbulo del Teatro de la Paz, destaca por su exquisitez y expresividad de movimiento en giro. En este mismo teatro hay bustos escultóricos de Sor Juana Inés de la Cruz, Juan Ruíz de Alarcón, Teresa Montoya y Oralia Domínguez, todos realizados por el.

Además de haber sido un reconocido escultor, fue un promotor cultural importante para San Luis Potosí ya que fue uno de los maestros fundadores del Instituto Potosino de Bellas Artes y miembro del patronato fundador de la Casa de la Cultura, hoy Museo Francisco Cossío.

A la ciudad de San Luis Potosí, además de esculturas, la adornó con dos fuentes. Una en Plaza del Carmen con platos y escurrimientos de agua, y una base/columna conformada por peces a contracorriente. La otra fuente, con mayor espejo de agua, pero menos compleja, se encuentra en el Jardín de San Francisco.

Poemas de Manuel José Othón

Político, dramaturgo y poeta, es recordado por su poema más celebrado, Idilio salvaje, donde presenta los fuertes vínculos que pueden unir el ardor de la pasión amorosa con los remotos temores religiosos y la indómita fuerza telúrica de la naturaleza.

Este prolifero personaje potosino, nació y creció en una casa ubicada en la calle que lleva su nombre. La casa es modesta, cuenta con un característico pozo en el patio central, en torno al cual se distribuyen el despacho, la sala, el dormitorio, el comedor, el epistolario, la sala de lectura; en el pequeño patio posterior se encuentran la cocina y el baño. Esta casa ahora alberga el Museo Othoniano o La Casa de Othón. ¡Visítala!

 

El Himno Nacional  Mexicano, compuesto por Francisco González Bocanegra

Nacido el 8 de enero de 1824 en San Luis Potosí fue un poeta lírico, dramaturgo, crítico teatral, orador y articulista, autor de los versos del Himno Nacional Mexicano.
En 1853, el gobierno del general Antonio López de Santa Anna lanzó una convocatoria con el objetivo de recibir composiciones poéticas entre las que habría de seleccionarse la letra del Himno nacional mexicano.
Como González Bocanegra no se animaba a escribir una composición para el concurso, su novia Guadalupe González del Pino se propuso hacerlo concursar. Un día que llegó a visitarla, lo invitó a pasar a una de las piezas de los interiores de su casa, y le mostró sobre un escritorio, papel para escribir, diciéndole que no lo dejaría salir de ese cuarto, hasta que hubiese compuesto la letra del Himno Nacional. Salió y cerró con llave la puerta. Y después de cuatro horas de trabajo, esas páginas pasaron por debajo de la puerta cerrada.1 La letra original del himno consta de diez estrofas en octavas italianas con versos decasílabos y agudos en cuarto y octavo lugar y la cuarteta del coro con agudos en segundo y cuarto. Con el triunfo del liberalismo, dos estrofas fueron prohibidas, las dedicadas al emperador mexicano Agustín de Iturbide y al presidente Antonio López de Santa Anna.

“Quimeras, bestias, aproximación del centro de San Luis Potosí”

De los Hermanos Guillermo y Germán González Gordoa. 

El libro da un recorrido y evidencia las especies fantásticas que adornan en cantera y metal los edificios emblemáticos del Centro Histórico de San Luis Potosí.

El escudo nacional. Francisco Eppens Helguera.

Fue un ilustrador y muralista nacido el primero de febrero de 1913 en la ciudad de San Luis Potosí.
Grabó y pintó timbres postales y realizó carteles para la Secretaría de Hacienda, con los que alcanzó mayor reconocimiento e inclusive ganó premios internacionales.
Formado en una corriente estética de corte nacionalista, en la que los símbolos y figuras pretendían hablar sobre la esencia de la identidad mexicana, Eppens es creador de algunos murales como los del Hospital Infantil de México, el edificio central del PRI y el Teatro Morelos de la ciudad de Aguascalientes.
En Ciudad Universitaria realizó el mural La vida, la muerte, el mestizaje y los cuatro elementos, en la Facultad de Medicina, y La superación del hombre por medio de la cultura en la de Odontología, ambos con mosaico vidriado como técnica de recubrimiento. En el Conjunto Habitacional Unidad Independencia IMSS, localizado en el sur de la Ciudad de México, en 1960 realizó 80 murales de piedra fragmentada, con temas que recuerdan a los jeroglíficos mexicas; tres de estos murales están firmados.
En 1968, el presidente Gustavo Díaz Ordaz ordenó un pequeño cambio al escudo nacional, de modo que el águila se mostrara más agresiva. Este diseño del pintor Francisco Eppens Helguera se usa de manera oficial en banderas, sellos, monedas y documentos oficiales.